spacer.png, 0 kB
Inicio / Rutas / Ruta Provincial Tierras de Medina
Ruta Provincial Tierras de Medina

Nuestro itinerario comienza muy cerca de Valladolid, en:

ARROYO DE LA ENCOMIENDA

SIMANCAS

TORDESILLAS

POLLOS

CASTRONUÑO

ALAEJOS:

Con sus aguzadas y esbeltas torres de Santa María y San Pedro, toda la construcción en Alaejos es de ladrillo. Menudean las construcciones civiles del barroco. En la Plaza Mayor se sitúa el Ayuntamiento. La Iglesia de Santa María s. XVI presenta en su capilla mayor una deslumbrante armadura mudéjar y un espléndido retablo de Esteban Jordán de finales del s. XVI. El gran salón que forman las naves está cubierto con bóvedas de crucería de estilo renacentista. Su torre de cuerpo cuadrado, está rematada en ochavo barroco y ornamentación en azulejos. La Iglesia de San Pedro del s. XVI, dispone de tres naves en esquema de salón. Las bóvedas son de crucería estrellada y el Retablo Mayor, de finales del s. XVI está dedicado a San Pedro. Su altísima torre sigue el modelo de la de Santa María.

NAVA DEL REY:

Luce en el centro de la villa la Iglesia de los Santos Juanes del s. XVI, en su construcción intervienen Rodrigo Gil de Hontañón y Felipe de la Cagiga, tiene dos monumentales fachadas, una dedicada a San Juan Bautista y otra a San Juan Evangelista y una torre de piedra con un remate muy airoso. Hermosísima es la sacristía, trazada por Alberto de Churriguera en 1728. Retablo Mayor, dedicado a los Santos Juanes, obra de Francisco Velázquez, Francisco Martínez y Gregorio Fernández. Sillería de coro bajo y órgano del s. XVIII. Al lado se forma una espaciosa plaza, en la que destaca el barroco edificio del Ayuntamiento. En la Iglesia del Hospital y en el convento de las Madres Capuchinas podemos admirar esculturas del famoso Luis Salvador Carmona.

VILLAVERDE DE MEDINA:

Iglesia de Santa María del s. XVII. Retablo mayor de Juan de Muniátegui y Gregorio Fernández.

MEDINA DEL CAMPO:

Conoció su mayor esplendor a lo largo de los s. XV y XVI, gracias a la fama de su mercado, con amplia concurrencia extranjera y tiene su ocaso con la Guerra de las Comunidades. En la Plaza Mayor, de estructura porticada, se ubican el Ayuntamiento del s. XVII y el Palacio Testamentario, donde falleció Isabel la Católica. Junto al Ayuntamiento se encuentra uno de los edificios emblema de la villa, la Colegiata de San Antolín, de traza gótica. Destacamos en su interior, el Retablo Mayor de estilo plateresco y las Capillas y coro, obra de Juan de Muniátegui. En su exterior destacamos, su balcón, la portada del s. XVIII y su torre. Otras Iglesias reseñables son las de San Miguel con notable retablo del descendimiento y excelente órgano de Manuel Marín, y la Iglesia de Santiago, cuya traza fue realizada por Fr. Bartolomé de Bustamante, arquitecto jesuíta. Entre las obras civiles destacamos el Palacio de las Dueñas, con un hermoso patio de dos pisos con medallones de estilo plateresco y un hermoso zaguán, con magnifico artesonado mudéjar. Otros edificios civiles importantes, son el Hospital de Simón Ruiz fundado por el afamado banquero en el s. XVI y la Casa Blanca en las afueras de Medina. Para finalizar citaremos, las iglesias de Santa María la Real, Santa Clara, el Convento de la Magdalena, el Convento de San José, segunda fundación realizada por Santa Teresa, y cómo no, el Castillo de la Mota.

POZALDEZ:

Iglesia de Santa María, de una sola nave y capillas entre contrafuertes. Iglesia de San Boal, con cabecera románico-mudéjar. Espléndida torre del reloj.

LA SECA:

Iglesia Parroquial de Santa María, edificio del s. XVI. Retablo barroco de Joaquin de Churriguera y Manuel Ordóñez y sillería de coro barroca también.

RUEDA:

Creció sobremanera en el s. XVIII, sin duda a consecuencia del gran desarrollo del cultivo de la vid. Como testimonio de este auge, conserva numerosas casas de ladrillo con herrajes en ventanas y balcones. Su Iglesia de la Asunción es la más hermosa del barroco vallisoletano, construída por Manuel Serrano, alberga en su interior un gran retablo de Pedro de Sierra y un magnífico órgano.

SERRADA:

Iglesia de San Pedro del s. XVIII, con retablo de Francisco de Villota.

ARTESANÍA:

Está recobrando su papel, debido al interés del público y a los estudios de los especialistas, aunque es impensable que pueda alcanzar toda la importancia y brillantez de su pasado. Entre las labores artesanas que más auge está cobrando destacamos la alfarería. En Alaejos, la alfarería tradicional es de barro, sin colar y vidriar, de color ocre. Son clásicos los utensilios para el agua y el vino: cántaros, botijos, jarros, tazas, botija de pastos, etc. La cestería, con menor arraigo que la alfarería, cuenta con un mercado tradicional en Medina del Campo, que se celebra los domingos, donde acuden los cesteros de esta provincia y de otras a vender sus productos. En Tordesillas, todavía subsiste, algún taller artesano de zapatería, donde se hacen calzados a medida y también objetos de cuero, como cinturones, bolsos, etc.

FIESTAS:

Las primeras en llegar son las fiestas de la matanza que se celebran en numerosos pueblos con la llegada del crudo invierno. En Febrero, la fiesta de las Aguedas, que cada vez va teniendo un lugar más destacado en las fiestas de la provincia; en Alaejos a través de una antigua cofradía de mujeres se está intentando revitalizar esta fiesta. En Marzo y en Abril la Semana Santa se celebra en toda la provincia, y en esta zona tienen fama las procesiones de Tordesillas y Medina del Campo. En Junio Medina del Campo celebra su feria chica de San Antonio con concursos de caballos, carreras de cintos, toros y campeonatos de tanga. En Septiembre, encierros tradicionales en Medina del Campo, con motivo de sus fiestas a San Antolín. Son famosos por tener una triple modalidad: de campo, con caballos; por las calles y entre talanqueras y en la plaza con capas. También tienen fama los concurso de "cortes" a los toros. En Tordesillas, fiestas de la Virgen de la Peña, con tradiciones como la noche de los "faroles", o el incomparable "Toro de Vega", al que se intenta abatir con lanzas por los mozos, ya sea a pie o a caballo.

GASTRONOMÍA Y ENOLOGÍA

Zona vitivinícola por antonomasia, con excelente caldos comercializados en su mayoría bajo la denominación de origen "Rueda", la primera denominación de origen creada en Castilla y León. Sus vinos blancos se elaboran con la variedad vinífera Verdejo, autóctona de esta zona, que confiere a lo vinos de Rueda su acusada personalidad. Además se cultivan las variedades Viura, Palomino y Sauvignon Blanc. Este conjunto proporciona vinos blancos jóvenes y afrutados, así como crianzas, con amplios aromas en boca y matices anisados en nariz. También se elaboran tintos "Tierras de Medina" y un espumoso que se está abriendo mercado. Los dulces y pastas, en su mayoría artesanos, acompañan fiestas, celebraciones y durante todo el año para cualquier postre o merienda. Hay rosquillas de palo en Nava del Rey, amarguillos, polvorones, "monos" y ricos helados de turrón y avellana en Tordesillas y las Cocas en Medina del Campo Se elabora queso de oveja en Alaejos y en Castronuño se preparan migas del pastor y patatas con sangre. En Pollos se puede disfrutar de unas patatas con puerros y empanada de embutidos.

EL PAISAJE

Esta comarca cruzada por los ríos Duero, Zapardiel y Trabancos es una llanura cerealista donde se han desarrollado notablemente los cultivos de regadío, como la remolacha. También abundan las tierras de pinares y los famosos viñedos.

El cultivo de la vid. Se centra en núcleos como Rueda, La Seca, Serrada y Nava del Rey.

Las tierras son arenosas con una altura de 700 a 8000 mts y con un clima seco de veranos cortos y luminosos e inviernos rigurosos y fríos. La variedad verdejo da lugar a la denominación de origen Rueda.

En cuanto al paisaje urbano, las villas, los pueblos, están constituídos fundamentalmente por casas de ladrillo aunque no falta el adobe y el tapial. Las casa suelen ser de una o dos plantas, con ventanas y balcones enrejados. No faltan tampoco numerosas casas y palacios de buena solera con escudos heráldicos y vistosas rejas.

 
 

spacer.png, 0 kB
©2007 Mancomunidad Tierras de Medina - Todos los derechos reservados -